Qué es la Ortodoncia Lingual

El objetivo de cualquier tratamiento de ortodoncia es proporcionar al paciente una sonrisa bonita, mejorar su apariencia facial y su salud. El objetivo de la técnica de Ortodoncia Lingual es lograr estos mismos beneficios sin que el aparato sea visible.

Hay diferentes sistemas de ortodoncia lingual. Algunos utilizan brackets y arcos prefabricados, otros brackets y arcos hechos a medida para cada paciente. Los sistemas completamente individualizados ofrecen la máxima precisión y el máximo confort. Tras probar diferentes sistemas, nuestro sistema de elección hoy en día es Incognito. Todos los detalles del sistema están diseñados para alcanzar el mejor resultado de tratamiento posible de la forma más eficiente y en el menor tiempo posible.

Igual que con cualquier otro tipo de aparato, el primer paso es diagnosticar correctamente el problema y establecer con el paciente los objetivos de tratamiento. En base a esto se diseña un plan de tratamiento. Una vez que se consolida este plan de tratamiento con el paciente, el siguiente paso es tomar registros para fabricar el aparato y elaborar una “maqueta” (set-up) de la posición final a la que queremos llevar los dientes para lograr un resultado estético, y mejorar la salud y la función.

 

Ventajas de la Ortodoncia Lingual.

Invisible

Para cualquier persona que desee mejorar la posición de sus dientes mediante un método que es totalmente invisible para otros, esta es la mejor forma de hacerlo.

Comodidad
Todavía muchos dentistas piensan que la ortodoncia lingual es más incómoda. En realidad el periodo de adaptación a los sistemas completamente individualizados oscila entre las 2 y 3 semanas, a partir de las cuales los pacientes no refieren mayores molestias que con los aparatos que van por fuera. La elección del sistema adecuado y la experiencia del profesional pueden ser claves.
Precisión
Los objetivos de cada tratamiento se establecen de antemano y el aparato se fabrica a medida para alcanzar esos objetivos concretos. El resultado es un sistema muy preciso que a menudo nos permite alcanzar mejores resultados en menos tiempo. La mayoría del resto de los aparatos de ortodoncia son fabricados en serie con valores estándar que no siempre se ajustan a las necesidades individuales de cada paciente.
Tiempo de tratamiento
El tiempo de tratamiento no tiene por qué ser mayor con la ortodoncia lingual, de hecho, la media de duración de nuestros casos tratados con ortodoncia lingual es menor que con la ortodoncia tradicional. La correcta elección del sistema y del plan de tratamiento, la experiencia del profesional y la colaboración por parte del paciente son las claves para reducir el tiempo de tratamiento.
Menos riesgo de descalcificación
Todos los tipos de aparatos de ortodoncia requieren una especial atención por parte del paciente. Un cepillado correcto y el uso de la seda dental son esenciales para evitar problemas dentales como gingivitis o manchas en el esmalte. Con la Ortodoncia Lingual los brackets se colocan en el interior de los dientes. Hay investigaciones científicas que demuestran que la acción de auto-limpieza de la lengua y la mayor exposición a la saliva, gracias a su acción bacteriostática, ayudan a prevenir los efectos adversos asociados con el tratamiento de ortodoncia cuando éste se coloca en la cara interna de los dientes. Las manchas son menos 5 veces menos frecuentes y 10 veces menos severas, e incluso si ocurren, no pueden verse. +Leer más
Mejoría estética durante el tratamiento
Gracias a que el aparato está escondido en la cara interna de los dientes, los cambios se ven fácilmente. Otra ventaja es la posibilidad realizar procedimientos de blanqueamiento dental durante el tratamiento.
Sin huecos
A diferencia de cualquier otro tipo de aparato de ortodoncia convencional, los huecos se pueden tapar. Cómo los brackets se colocan en la parte interna de los dientes, en la parte externa se pueden colocar unas carillas estéticas que cubren el espacio cuando falta un diente o hay que hacer alguna extracción dentaria.
Seguridad
Para aquellas personas que practican deportes, sobre todo de contacto, el hecho de que los brackets estén escondidos tras los dientes supone una ventaja ya que se evitan heridas en los labios.
Permite mejor planificación en los tratamientos multidisciplinarios
Disponemos de una “maqueta” (Set-up) con la posición final en la que quedarán los dientes. Estos modelos son una herramienta de gran utilidad en aquellos casos en los que es necesario la intervención de varios profesionales, ya que permiten visualizar el resultado final y planificar la posición exacta en la que deben colocarse implantes o prótesis para reemplazar dientes perdidos. Incluso facilita la colocación de implantes durante el tratamiento de ortodoncia que pueden servir de ayuda al tratamiento de ortodoncia y ahorrar tiempo al paciente.
Previene algunos efectos indeseables de algunos aparatos auxiliares
La gran precisión con la que consigue controlar la posición final de los dientes resulta muy útil para prevenir algunos efectos indeseados de algunos aparatos auxiliares, cómo por ejemplo algunos aparatos fijos para adelantar la mandíbula.
Resuelve algunos problemas de forma más eficaz
El diseño del aparato ofrece algunas ventajas mecánicas muy útiles para corregir con mayor facilidad algunos problemas como la sobremordida excesiva o la compresión dentaoalveolar entre otros.

Proceso de la Ortodoncia Lingual