Publicado_17 octubre 2013

La técnica lingual  hace referencia a los tratamientos de ortodoncia que se colocan “escondidos” detrás de los dientes.

Básicamente se trata de un aparato de brackets fijo cementado en la parte interna de los dientes, en el lado donde está la lengua (por ello se llama técnica lingual). Debido a esta posición “escondida” de los brackets, el aparato no se ve desde fuera. La mecánica básica de esta técnica es similar a la técnica vestibular (cuando los brackets van por fuera): los brackets son piezas individuales que se pegan a la cara interna de cada diente y están conectados por un arco de ortodoncia. Durante el tratamiento los arcos alinean los dientes y le dan forma a la arcada y sobre ellos el ortodoncista dirige los movimientos de los dientes en la dirección adecuada para hacer que encajen correctamente.

La técnica ha sido objeto de grandes avances desde que comenzó a usarse en los años 80. Los pioneros usaron brackets de técnica vestibular cementándolos en la cara interna, hoy en día contamos con sofisticados sistemas de ortodoncia lingual que fabrican brackets que se adaptan mucho mejor a la anatomía de la cara lingual del diente, algunos de los que más han evolucionado incluso utilizan brackets totalmente individualizados para cada diente. Los sistemas totalmente customizados (brackets y arcos a medida para cada paciente) son los más cómodos.

La ortodoncia lingual constituye un área de subespecialización  dentro de la ortodoncia. Hay diferentes escuelas y filosofías de tratamiento, al igual que ocurre con la ortodoncia tradicional.  Dado que esta técnica tiene características específicas, se requiere una educación específica en Ortodoncia Lingual. Esto hace que el número de profesionales con experiencia en esta técnica sea limitado.

La técnica lingual ha evolucionado tanto que podemos decir que puede proporcionar soluciones a cualquier problema ortodóncico que pudiera ser tratado con ortodoncia convencional. Aunque inicialmente era solicitada por personas que por motivos sociales o profesionales sentían la necesidad de mejorar su sonrisa sin que se notase que llevaban aparatos (actores, profesionales del mundo de la comunicación, etc), cada día es mayor el número de personas anónimas que la eligen.