Publicado_17 octubre 2013

3/2010

“Yo llevé ortodoncia lingual arriba y normal (por fuera) abajo. Mientras que arriba con el aparato lingual no tuve apenas molestias, en la parte de abajo con los brackets por fuera si me salieron yagas. Si tuviera que volver a elegir preferiría llevarlo todo por dentro. De todas maneras el tratamiento fue bien y estoy muy contenta con el resultado. I.G.H.

12/2011

“Me enteré de que existía la ortodoncia lingual por un conocido que me habló de ella. Elegí esta técnica por motivos estéticos, a los 36 años no quería que se me viera el aparato. Tarde unas dos semanas en acostumbrarme, a partir de ahí no me resultó difícil llevar el aparato. En mi caso no experimenté problemas para hablar.  Recomendaría sin duda este tipo de ortodoncia.” N. M.

11/2012

“Mi dentista me explicó que necesitaba ortodoncia a pesar de ya haber llevado aparato de niña. Con 27 años no quería volver a llevar brackets, así que me decidí por la ortodoncia lingual. Las 4 o 5 primeras semanas fueron duras, me costó acostumbrarme y durante las dos primeras semanas se me notaba al hablar. A partir de ahí todo fue mejorando. Cuando mis amigos me preguntan les recomiendo la ortodoncia lingual, para mi una diferencia importante es que además de que no se ve el aparato, puedes ver la evolución del tratamiento día a día.”I.E.H

9/2013

“Comparado con la ortodoncia normal, con la lingual tardas más en acostúmbrate, en mi caso 3 semanas, pero durante el resto del tiempo no he tenido problemas. Mi experiencia ha sido positiva, la recomiendo. ” P.P

9/2013

“Hace 6 meses que llevo el aparato de ortodoncia lingual arriba y abajo. El primer mes fue difícil, sobre todo a la hora de comer, aunque poniéndome cera en las zonas dónde notaba más el roce era llevadero. A partir de ahí todo fue mejorando, y dos meses después ya no me acordaba de que llevaba el aparato y no se me nota nada al hablar. Ya había llevado antes ortodoncia siendo adulta, y no creo que haya mucha diferencia en cuanto a las molestias…sin embargo el hecho de que el aparato no se vea se agradece muchísimo, tu imagen no solamente no empeora durante el tratamiento sino que ves la mejoría día a día.” G. O.

9/2013

” La ortodoncia lingual es un método innovador para una corrección eficaz de la posición de los dientes. Aunque trabajar con ella resulte un poco más difícil que con la ortodoncia normal, los resultados son los mismos. Pero la ortodoncia lingual tiene ventajas tales como evitar roces de brackets con los labios y es útil desde el punto de vista estético, pues desde fuera no se aprecian los brackts y se ven los dientes despejados.  Otra ventaja es que podemos apreciaar a la perfección cómo se va produciendo el cambio en la dentadura, hasta obtener los resultados deseados. ” C.P-R.